Quien sí lo conoce es la familia Lozano. Contratos de compraventa obtenidas del Registro Público de la Propiedad documentan que Juan Antonio Jáuregui Verdín vendió a Blanca Rivera Río Flores, esposa de Carlos Lozano, 20 hectáreas contiguas al rancho La Campana, que el exgobernador poseía desde 1989 en el municipio de El Llano.

La operación se dio en enero y junio de 2011, meses antes de que Jáuregui Verdín interviniera en la compra de tierras para Nissan.

Julio Marduk Serrano Jáuregui, el familiar de Juan Antonio al que los ejidatarios identifican como miembro del equipo que gestionó las ventas al FIADE, también es conocido de la familia Lozano Rivera Río. En septiembre de 2016, recibió un préstamo de tres millones de pesos de José Carlos Lozano, hijo del exgobernador. Serrano Jáuregui saldó su deuda a tiempo con un predio de 90 hectáreas contiguo al rancho La Campana.

A pesar de ser un documento público, el contrato del préstamo incluyó una cláusula de confidencialidad que establece una sanción de un millón de pesos para cualquiera de los involucrados que revele información sobre la operación.

Se buscó a Jáuregui Verdín en su domicilio en tres ocasiones. La tarde del 19 de octubre de 2017, un joven que solo se identificó como su “pariente” aseguró que el hombre no se encontraba en ese momento. Luego, el 24 de octubre, una mujer (que se negó a identificarse) informó desde un balcón que Jáuregui Verdín estaba de viaje y dijo desconocer cuándo volvería. Se preguntó a la mujer si él se dedica a bienes raíces o gestoría de venta de propiedad ejidal, pero respondió que no sabía.

En 2019, dos jóvenes que se encontraban en el sitio confirmaron que Jáuregui vive ahí, pero que asiste poco, y que ha gestionado la venta de terrenos en Peñuelas y otros lugares.